Crea el logotipo perfecto

Crea el logotipo perfecto

Tu logotipo es una parte fundamental de tu marca, la define y tiene más trascendencia en tu negocio de la que imaginas. Si está mal diseñado o manda el mensaje equivocado, hará lucir a tu empresa poco profesional o de plano, que pase desapercibida en este mundo tan competitivo. En cambio, un buen logotipo quedará impreso en la mente de tu público objetivo y gracias a ello, reconocerán a tu marca cada que lo vean.

logotipoperfecto-860x551

Infinidad de logos están compitiendo en todas partes y por esto, el tuyo tiene que ser eficaz, único y memorable: así lograrás un reconocimiento inmediato y que la imagen de tu empresa perdure.

En una época en la que todo mundo debe tener un sitio web para apoyar su producto, servicio o empresa, la demanda de un logotipo de primera clase nunca ha sido mayor. Diseñarlo puede parecer simple, pero no hay que confiarse: es todo un reto incorporar la ideología de nuestro negocio en un solo gráfico. Hay que tener en cuenta muchas cosas para conseguir el logotipo perfecto.

Aquí te presentamos algunos consejos para lograr un logotipo que represente adecuadamente a tu empresa:

Debe ser simple. Un logotipo simple permite un fácil reconocimiento. Los más efectivos cuentan con algo inesperado o único sin ser tan evidente.

Debe ser memorable. Si tiene una forma apropiada y se ciñe al principio de la simplicidad, tu logotipo quedará impreso en la mente de las personas y será recordado.

Debe perdurar. Un logo eficaz debe ser “a prueba de las modas”, así que tiene que soportar la prueba del tiempo y mantenerse vigente por muchos años.

Debe ser versátil. Debe verse bien a través de una gran variedad de medios y aplicaciones.

Debe ser apropiado. El diseño de un logotipo debe cumplir con los fines previstos y trasmitir un concepto claro y correcto, con respecto a tu marca.

Debe tener el color adecuado. Importantes estudios han demostrado el valor que posee el color y el efecto que tiene sobre la mente humana. El color que elijas, no sólo debe llamar la atención, sino también provocar las reacciones que esperas entre el público en general.